Beirut King

20
Nov
Assalam Alaykum, el mejor saludo que jamás existirá

El saludo es considerado un gesto universal de educación, respeto y cordialidad, y en muchos países puede llegar a ser tan importante como el respirar. Cuando conocemos a otras personas, nuestra primera impresión puede venir del propio saludo. Un gesto, una mirada o una palabra mal dicha o en un lugar inadecuado puede hacer caer una montaña inquebrantable o un amigo de toda la vida.

En el caso de la lengua árabe -en la que no vamos a profundizar puesto que ya hablamos de ella en un post anterior-, podemos decir que el saludo es único y singular, es una puerta que se abre sin esperar nada a cambio. Una bienvenida al corazón de la otra persona.  

Por esta razón, el saludo y la forma de hacerlo, es de vital importancia. En muchas culturas, realizar un saludo demasiado afectuoso puede causar "rechazo”, sin embargo, en la lengua árabe es muy común no sólo saludar, sino también preguntar por todos y cada uno de los miembros que conforman la familia. Pero, ¿cuál es el saludo más común en países como el Líbano?

El más corto y también el más generalizado sería Salam o asalaam, que literalmente significa "la paz". Esta palabra viene de la raíz 'salema', que implica alejarse o separarse del mal. Por lo tanto, si saludamos de esta manera a una persona, le estamos diciendo “que ningún mal procedente de mi te alcance”. Y puesto que Assalam es también uno de los 99 nombres que se asocian a Allah, el saludo también significaría “que las bendiciones de su nombre desciendan sobre ti, que Allah sea contigo, que Allah te guíe y te proteja”. 

Se trata de un saludo simple, sencillo y que puede recordarse fácilmente, pero cuyo significado va mucho más allá de “la paz”.

A partir de este momento, lo normal suele ser añadir al saludo general otras palabras. En este caso, el más conocido es Assalam Alaykum, al que se respondería con wa`alaykum assalam y que significa “que la paz sea contigo”. Pero existen otros muchos, cuyos significados son dignos de mención por su belleza (Que Allāh este contigo, te lo deseo de corazón, palabra y pensamiento).

 

Por último, mencionar que como en cualquier otro idioma también existen fórmulas más coloquiales que equivaldrían a nuestros ¡Hola! o ¡buenos días!.

 

 

 

Quizá el saludo sea considerado como un asunto de importancia secundaria en nuestros países, pero no hay que olvidar que si visitamos cualquier país árabe, decir "Assalam Alaykum" es presentarse con el mejor saludo que jamás existirá.

< Volver