Beirut King

15
Jul
Empanadillas de espinacas y queso

Son muy amplias las posibilidades de relleno de las empanadillas, pasando de dulce a salado sin que deje de tener un sabor espectacular. Y es que la masa de la empanadilla es muy agradecida y encaja con los ingredientes que más te gusten. Si eres de los que les gusta innovar, puedes añadir ingredientes que contrasten y hacer creaciones diferentes a las clásicas pero con un bocado potente y delicioso. Además, otra cosa buena de las empanadillas es que las puedes hacer fritas o al horno, dependiendo de gustos o necesidades culinarias.

Beirutking te enseña a hacer unas deliciosas empanadillas con espinacas y queso. Esta receta es para el horno, pero puedes hacerlas fritas también.

Ingredientes (para 4 personas):

·       1 paquete de hojaldre

·       250 g de queso feta (o el que más te guste)

·       2 bolsas de espinacas

·       Sal

·       Pimienta

·       1 Limón en zumo

·       100 g de piñones

·       1 ramillete de hierbabuena

·       1 ramillete de eneldo fresco

·       1 Cebolla

·       2 Huevos

·       Aceite de oliva

·       100 g de yogur griego

 

Preparación:

1.     Precalienta el horno a una temperatura de 180º C.

2.     Hierve las espinacas. Cuando estén listas, escúrrelas para retirar el agua.

3.     Pica las espinacas y resérvalas.

4.     Pica la cebolla y unas hojas de hierbabuena.

5.     En un recipiente mezcla la cebolla picada, el eneldo, unos piñones, el queso que hayas elegido (en nuestro caso el feta), el yogurt y la hierbabuena picada, y mezcla bien.

6.     A esa mezcla añade las espinacas, un huevo y zumo de limón, y vuelve a mezclarlo todo.

7.     ahora es el turno de la masa de hojaldre. Extiéndela bien con un rodillo y córtala en tiras.

8.     Una vez tengas las tiras cortadas, tienes que cortarlas de nuevo, pero esta vez en cuadrados.

9.     Coloca una bola de la mezcla de espinacas encima de cada cuadrado de masa de hojaldre.

10.  Ahora dobla los cuadrados por la mitad y séllalos con un tenedor para que no se salga el relleno y para que las empanadillas tengan forma triangular.

11.  Ahora que ya están listas para hornear, bate el otro huevo y pinta las empanadillas con la ayuda de un pincel o una cuchara.

12.  Hornéalas durante unos 20 minutos (el tiempo también depende del horno que tengas).

13.  Cuando estén doraditas estarán listas para sacar del horno. Pero no esperes demasiado o se te quemarán. Basta con un toque dorado para saber que están listas.

14.  Espera que se enfríen un poco y emplata. Puedes acompañarlas con yogurt griego, ensalada,… lo que más te guste.

15.  Servir y disfrutar.

De  De todas maneras, te recomendamos que alguna vez las pruebes al horno, que seguro que te encantan. Al hornearlas la masa se queda más crujiente, y hay quien dice que hasta se aprecia más el sabor respecto a comerlas fritas.

<l   Las hagas como las hagas, esperamos que te gusten y las disfrutes.

 

 

< Volver