Beirut King

17
Sep
Falafel

El Falafel es una de las recetas más populares del Medio Oriente. Su forma cambiará en función de la región donde se cocine, pero suele tener aspecto de croqueta, de pequeña hamburguesa o de bola. Una vez moldeada esta masa elaborada principalmente con garbanzos, se fríe con aceite de oliva. Se suele servir como entrante o cómo bocadillo en pan de pita caliente.

Aunque originariamente esta receta se elabora con garbanzos, hay lugares como Egipto que utilizan como ingrediente principal las habas. La preparación de la receta con este ingrediente es muy similar.

Hoy os enseñamos las 2 formas de preparar esta deliciosa receta para que podáis elegir la que más os guste.

INGREDIENTES (para4 personas)

·       Medio kilo de garbanzos o de habas secas peladas (a elegir)

·       2 o 3 cebollas

·       Media taza de perejil fresco

·       Media taza de cilantro fresco

·       3 dientes de ajo

·       2 cucharadas pequeñas de comino molido

·       1 taza de pan rallado o de harina de trigo

·       1 cucharada de bicarbonato o levadura en polvo

·       1 cucharada pequeña de sal

·       1 pizca de pimienta negra

·       Media cuchara pequeña de cayena molida (opcional)

·       Aceite de oliva

 

PREPARACIÓN:

1.     Pon a remojo en agua los garbanzos o las habas (según sea tu elección) y déjalos toda la noche. 

Al día siguiente:

2.     Pela las cebollas y reserva.

3.     Pica los ajos, el cilantro y el perejil y reserva junto con la cebolla.

4.     Echa los garbanzos o las habas sin cocer en un recipiente y añade la cebolla, el perejil, los ajos y el cilantro además de una taza de agua.

5.     Tritura la mezcla con la ayuda de una batidora o picadora hasta conseguir una pasta espesa.

6.     Añade ahora la sal, el comino y la pimienta negra.

7.     Si has optado por la cayena, este es el momento de añadirla.

8.     Ahora añade el bicarbonato o la levadura en polvo. Es mejor el bicarbonato, pero todo es cuestión de gustos o de lo que tengas más a mano en casa.

9.     Mezcla todo bien y deja reposar durante 30 minutos.

Tras los 30 minutos:

10.  Es el turno de darle forma a la masa. Si ves que la mezcla está más bien húmeda y parece que va a costar darle forma, añade un poco de pan rallado a la masa y mézclalo bien. Si no tienes pan rallado puedes hacerlo con harina.

11.  Coge pequeños puñados de masa y dale forma de bola del tamaño de una bola de ping-pong aproximadamente. Si lo prefieres, puedes aplastarlas para que parezcan mini hamburguesas.

12.  Prepara una sartén con aceite de oliva y fríelas a fuego medio hasta que queden doradas.

13.  Sácalas de la satén y colócalas en un plato con una servilleta que las envuelva un poco, así la servilleta absorberá el exceso de aceite.

14.  Retira la servilleta y sírvelas calientes.

¡A disfrutar!

Sugerencia de presentación: 

El Falafel puede servirse como aperitivo con Hummus o con Tahini, o incluso como plato principal. También se puede disfrutar en un bocadillo. Sólo hay que rellenar el pan de pita con falafel, lechuga, tomates, Tahini, sal y pimienta.

 

 

< Volver