Beirut King

30
Oct
Katayef, una dulce delicia

En el noveno mes del calendario musulmán, se celebra en Oriente Medio y el mundo islámico el Ramadán, conocido internacionalmente por ser el mes en el que los musulmanes, por su fe y sus creencias, practican el ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol.

Al caer el sol, la prohibición se rompe y se permite comer y beber. La hora del iftar (la hora de romper el ayuno), es el momento en que muchas familias se reúnen alrededor de la mesa para disfrutar de los platos que las mujeres han preparado minuciosamente durante el día.

Todo un despliegue de sabores se presenta en la mesa al anochecer, para compensar el ayuno durante el día. Hay todo tipo de platos típicos para degustar, al igual que los postres y dulces, hechos a base de piñones, almendras, dátiles y miel entre otros ingredientes. En definitiva, una deliciosa explosión de sabores directa al paladar.

Uno de los postres más típicos del Ramadán es el Gatayef, pero también se le llama Qatayef, Katayef, Atayef o Qataieyf. Se trata de una masa similar a una tortita o pan cake, hechas con levadura, harina, agua y leche. Se rellena con queso, una mezcla de frutos secos y canela. Una vez rellenos se cuecen al horno y se sirven con almíbar o miel caliente.
 
Hoy os enseñamos cómo se preparan estos deliciosos dulces.


Ingredientes:

Para la masa

· 250 ml de leche
· 125 gr de harina
· 1 cucharada sopera de azúcar
· 1 cucharada de levadura en polvo
· 1 cucharada pequeña de bicarbonato
· 2 cucharadas de aceite de girasol
· 1 pizca de sal

 
Para el relleno

· 100 gr de queso mascarpone
· 100 gr de queso de untar
· 2 cucharada pequeña de azúcar
· 1 cucharada pequeña de agua de Azahar
 

Para el almíbar

· 1 vaso de agua
· 1 vaso de azúcar
· 2 cucharadas de zumo de limón
· 1 cucharada de agua de azahar
· Pistachos picados


Preparación:

La masa:

1. En un recipiente grande, mezcla la harina, el azúcar, el bicarbonato, la sal y la levadura.

2. Ahora añade la leche y el aceite y mezcla todo bien.

3. Deja la masa reposar durante 1 hora.

Tras 1 hora:

4. Pon a calentar una sartén, y cuando esté lista, ponla a fuego medio o bajo, según lo caliente que la veas, ya que no queremos quemar las tortitas.

5. Vierte un poco de masa en la sartén para empezar a hacer las tortitas. Puedes ayudarte con un recipiente pequeño o una cuchara sopera para que todas tengan aproximadamente la misma cantidad de masa y el mismo tamaño.

6. No tienes que darle la vuelta a las tortitas, sólo las cocinarás, por un lado, pero hasta que no veas que ese lado está dorado, no estarán listas para sacarlas.

7. Conforme las sacas, tienes que ponerlas en un paño de cocina un poco húmedo para evitar que las tortitas se resequen, sino, luego no podrás darles forma.

8. Cuando ya están todas hechas, las reservas, porque ahora toca preparar el relleno.


El relleno:

9. Mezcla el mascarpone y el queso de untar.

10. Ahora añade el azúcar y el agua de azahar y mezcla todo bien hasta que quede cremoso.

11. Reserva.


La forma:

12.  Puedes elegir 2 maneras de darle forma a las tortitas: hacerlas como empanadillas o enrollarlas y apretando un poco en la base de un lado para que se queden como conos. Tú eliges.

13.  Rellena las tortitas con la masa de relleno y espolvorea un poco de pistacho triturado.

14.  Colócalas en una bandeja de horno y hornéalas hasta que queden doradas. También puedes calentarlas en la sartén.

15.  Los pones en una bandeja y reservas.


El almíbar:

16.  Mezclas el agua, el azúcar, el zumo de limón y el agua de azahar, y tendrás listo el almíbar.

17.  Puedes echarlo por encima de las tortitas, colocarlo en un recipiente para que cada persona elija si echarlo o no, o puedes bañar las tortitas en el almíbar, tal y como se hace en la receta original.

18.  Una vez listo todo, emplatas y sirves.

Y… ¡a disfrutar!

 

Katatef

< Volver