Beirut King

25
Feb
Backgammon, el juego libanés por excelencia

En nuestro recorrido por la cultura árabe en general y libanesa en particular, hemos tocado numerosos temas: gastronomía, costumbres, bailes, literatura… y esta semana en Beirut Restaurantes nos gustaría hacer un repaso de los juegos más tradicionales que representan el Medio Oriente y centrarnos específicamente en uno: el backgammon.

Aunque pueda parecer extraño, algunos de estos juegos se practicaban hace siglos, pero sus raíces se han mantenido y aún hoy en día podemos verlos y comprarlos. A los libaneses les encantan los juegos de mesa internacionales (damas, ajedrez y cartas) o autóctonos (seega y mancala), pero quizá el más famoso es el backgammon. ¿Lo conocemos?

 

Historia

Es no de los juegos más antiguos del mundo y en España se le conoce con el nombre de Tablas Reales. Sólo pueden participar dos personas -aunque también se suele jugar en equipos- y en el que el factor suerte no es el único invitado, sino que también cuenta la estrategia. De hecho, uno de los aspectos más apasionantes del juego es que un buen jugador con malos dados puede perfectamente ganarle a un mal jugador con buenos dados. Lo que es seguro es que gana el primero que se quede sin fichas en el tablero. Pero, ¿cuál es el origen de este juego?

Todo parece indicar que su utilización comenzó en Mesopotamia y pronto se extendió a otros lugares como Grecia, Roma, Persia y el Lejano Oriente. Con el paso del tiempo, este juego no cayó en el olvido. En la Edad Media también se jugaba y posteriormente surgieron variaciones por toda Europa. Así, en Italia se conocía como ‘Tabola Reale’, en España ‘Tablas Reales’, en Grecia ‘Tavli’ y en Francia ‘TricTrac’.

El nombre actual se dice que comenzó a usarse en torno a mediados del siglo XVII, momento en el que el Backgammon se convirtió en un pasatiempo para las clases más aristocráticas, sobre todo inglesas.

 

Backgammon

 

El tablero

Al principio, la mayoría de los tableros eran tallados en nácar por los artesanos árabes que cuidaban al máximo detalle el diseño del juego. Hoy en día, existen algunos que son una auténtica pieza de coleccionista.

Todos los tableros se encuentran divididos en cuatro sectores, separados por una barra central y 24 triángulos alargados. Cada jugador dispone de 15 fichas -blancas, negras, café o rojas- y dos dados.

Os dejamos un vídeo para que aprendáis a jugar a este interesante juego. ¡Que os divirtáis! https://www.youtube.com/watch?v=wEKlBAAsReg

< Volver